Carta del Director


CARTA DEL DIRECTOR GENERAL DE RADIO VATICANO

            Radio Vaticano cuenta con una larga historia a sus espaldas, pero se siente joven, porque su tarea permanece siempre actual, como actual permanece también el servicio de la Iglesia católica y del Papa para toda la humanidad.

            En efecto, Radio Vaticano, que puede llamarse con todo derecho “la Radio del Papa”, tiene el preciso objetivo de anunciar con libertad y eficacia el mensaje cristiano y unir el centro de la catolicidad con los diversos países del mundo:

-          Difundiendo la voz y el magisterio del Papa.

-          Informando sobre la actividad de la Santa Sede.

-          Haciendo eco de la vida católica en el mundo.

-          Indicando el punto de vista de la Iglesia sobre los principales problemas del momento, captando en la actualidad “los signos de los tiempos”.

Al visitar la sede de la Radio con motivo de su 75º aniversario, Benedicto XVI puso de relieve cómo nuestro trabajo de comunicación debe estar al servicio de la comunión. Debemos “no sólo hablar, sino también acoger las respuestas en un verdadero diálogo, para comprender, para responder y para construir así la familia de Dios. El sentido de un medio de comunicación como éste es: ayudar a construir esta gran familia que no conoce fronteras, en la cual, en la multiplicidad de las culturas y de las lenguas, todos son hermanos y hermanas, y así representan una fuerza para la paz”

Desde que Radio Vaticano inició su camino, las tecnologías de las comunicaciones se han transformado profundamente y hoy la velocidad de su transformación se ha hecho rapidísima, llevándoos al mundo nuevo de la multimedialidad; sin embargo, la Radio del Papa, está siempre atenta en el utilizar los medios más eficaces para realizar su misión, no sólo aprendiendo a utilizar los más modernos, sino conservando, también, los más tradicionales si son útiles para alcanzar al auditorio de áreas del mundo menos favorecidas. En efecto, la voz de la Iglesia debe poder llegar también a quien sufre por la pobreza o por la restricción de la libertad.

      Hoy, Radio Vaticano es una voz que, en cuarenta lenguas diversas, es retransmitida por numerosísimas radios esparcidas en todos los continentes. Los textos de sus noticias –escritos en alfabetos diversos- son relanzados por agencias de las áreas culturales más lejanas entre sí. Estamos insertos en una amplia red que es también multiforme y capilar. Nuestra comunidad de trabajo en Roma, con sus setenta diversas nacionalidades, y nuestras relaciones con cada parte del mundo, nos hace ser una pequeña imagen de la universalidad de la Iglesia católica. Por este motivo, esperamos poder ayudar a nuestros oyentes, a los navegantes que visitan nuestra web, y a nuestros amigos y sostenedores, a respirar este sentido de universalidad, de compromiso constructivo y de paz, inspirado en el Evangelio de Cristo, del cual el mundo del tercer milenio tiene una necesidad urgente. “Entre tantas voces contrastantes que se agitan en el mundo de las comunicaciones sociales –nos decía Benedicto XVI- es importante que exista esta voz, que realmente quiere ponerse al servicio de la verdad”, para incluir a todos aquellos que la escuchan “en el gran diálogo de la verdad”, y para que también ellos puedan ser “testigos de la verdad y de la fuerza de la paz en el mundo”. ¿Qué otra tarea, más grande y más bella, podríamos desear?

P. Federico Lombardi
Director General de Radio Vaticano

No hay comentarios:

Publicar un comentario